Una vez más la Real Federación Española de Automovilismo nos ofrece una información muy interesante a través de una circular acerca de cómo deben ir colocadas las cámaras interiores de grabación y qué requisitos deben cumplir.

Si seguimos sus consejos, el Delegado Técnico que revise el montaje no podrá ponernos ningún impedimento a que grabemos desde el vehículo nuestras mejores actuaciones.

Los ejemplos que nos ofrece la circular 19/2014 se corresponden a cámaras tipo caja y cámaras cilíndricas, y los aspectos más reseñables que marcarán qué modelo de cámara podemos emplear son las dimensiones máximas y el peso. La cámara deberá caber dentro de una caja de dimensiones 100x100x50 mm y no deberá exceder los 500 g de peso.

Para poder fijar la cámara a la estructura de seguridad del vehículo deberemos hacerlo mediante unión atornillada. En cambio si la cámara va ubicada en el exterior del vehículo se permitirá también el uso de soportes adheridos con cinta de doble cara (pero en este caso la cámara no podrá estar a más de 100mm de su base).

Se permite igualmente situar cámaras en el salpicadero siempre y cuando se utilicen sistemas de sujeción similares a los del montaje en el exterior.

Lo que sí se remarca en esta circular es que quedan terminantemente prohibidas las fijaciones de ventosa u otros métodos no citados en el artículo.

De cualquier manera, en caso de utilizar un sistema de grabación diferente a los especificados en la circular, siempre podremos solicitar la aceptación excepcional de nuestro sistema para lo cual habrá que realizar a la Federación Española una petición para que se apruebe nuestro dispositivo.

La circular al completo la podéis consultar y descargar directamente de la página de la Federación siguiendo el siguiente enlace.

CIRCULAR 19/2014 R.F.E. de A.