Cómo grabar un vídeo de cámara interior en el que se escuche la voz del copiloto

Seguramente a muchos de vosotros os gustaría guardar el recuerdo en formato vídeo de los tramos que habéis corrido y que se pueda oír vuestra voz para que al igual que se puede ver el trabajo del piloto con el volante se pueda escuchar también la voz del copiloto cantando las notas. En la mayoría de los vídeos que circulan por internet no se recoge la voz del copiloto, (no sabemos si porque no interesa, porque no se tienen los medios adecuados o porque no se sabe cómo registrar la voz) es por esto que nos hemos decidido a escribir un artículo sobre ello y a recomendar ciertos artículos que consideramos interesantes para llevar a cabo una buena filmación.
En primer lugar si no queremos complicarnos mucho la vida, nos hará falta que la centralita de los interfonos tenga una salida de audio y la cámara de vídeo posea también a su vez una entrada de audio para poder conectar ambas por medio de su correspondiente cable.
¿Qué es eso de una salida de audio? Pues es una conexión que debe tener la centralita de los interfonos para que podamos conectar otro elemento que reciba el sonido tanto de la voz del copiloto como la del piloto. Por lo general dicha salida de audio suele ser una conexión hembra RCA (ver foto).

Desgraciadamente el que las centralitas tengan esta opción suele ir asociado a modelos de gama alta y que por lo tanto cuestan más dinero. Pero también es verdad que si en algo interesa gastarse el dinero es en asegurarse que las indicaciones del copiloto las escucha muy bien el piloto (evitando así accidentes por una mala comunicación) y que además las centralitas no se suelen estropear y las puedes cambiar de un coche a otro (con lo que te puede durar muchos años). No menos importante es asegurarse de que los cascos si llevan auriculares incorporados sean compatibles con la centralita. Otros aspectos a tener en cuenta a la hora de decidirse por un modelo de centralita son que tengan un control de volumen independiente para piloto y copiloto, un indicador luminoso de encendido y apagado (para percatarnos de si nos la dejamos encendida para no gastar la batería) y la posibilidad de alimentar la centralita con una pila de 9v (para evitar fallos en la comunicación por problemas en la alimentación eléctrica por parte del coche de carreras)

En cuanto al sistema de grabación de vídeo, como característica imprescindible para lo que pretendemos es que la vídeo cámara tenga una entrada de audio (suelen ser conexiones del tipo mini-Jack o mini-USB). Además de esto se valorará mucho que el ángulo de visión de la misma sea muy amplio para que además de la carretera permita grabar parte del habitáculo interior para ver cómo maneja el piloto el volante y puedan incluso verse alguno de los indicadores del salpicadero o incluso el cuaderno de notas del copiloto.

Videocámara

Otros aspectos a valorar serán que la cámara de vídeo tenga multitud de accesorios que te permitan sujetarla a cualquier elemento que se te pueda ocurrir para obtener puntos de vista diferentes al tradicional (en el exterior del coche, mirando hacia piloto y copiloto, enfocando los pies del piloto, etc..) Entre los más destacables están los accesorios que permiten sujetar la cámara a las barras de seguridad, los que permiten con ventosa sujetarla a los cristales o los que permiten mediante imanes colocar la cámara adherida a la carrocería por el exterior.
Aunque pueda parecer un lujo totalmente prescindible, la opción de que la cámara tenga mando a distancia o que puedas ponerla a grabar desde un dispositivo móvil a través de WiFi no es ninguna tontería. Dependiendo de dónde tengas colocada la cámara, si ya te has atado con los arneses y tienes el casco y el Hans puesto puede que no llegues al botón de iniciar la grabación de la cámara.
Desde el punto de vista de los intereses deportivos interesa que sea de reducido tamaño y que pese poco. Vale que probablemente al nivel al que competimos medio kilo arriba o medio kilo abajo no se va a notar, pero si estamos sustituyendo piezas del coche por otras más ligeras para gramo a gramo mejorar las prestaciones… la cámara es un elemento más a tener en cuenta.
En resumen, para grabar tus propias cámaras interiores hacen falta como mínimo una centralita de interfonos con salida de audio, una cámara de vídeo que posea entrada para micrófono y un cable que las una cuyas conexiones en sus dos extremos coincidan con las de entrada y salida de los dos dispositivos anteriormente citados.
Si estáis interesados en algún producto en concreto, desde la nueva sección MERCA-COPIRALLY que acabamos de abrir os mostraremos los artículos que mejor se adaptan a vuestras necesidades, los analizaremos, los comparemos con otros similares y os daremos la oportunidad de comprarlos en los portales de venta con los precios más competitivos del mercado.
Esperamos que este artículo os haya servido de ayuda para guiaros un poco en este asunto y a partir de ahora esperamos ver cada vez más vídeos de cámara interior de calidad en los que se pueda escuchar la voz del copiloto.