LUIS MOYA

Luis_Moya

LUIS MOYA. Rendimos merecido homenaje a un copiloto que ha sido mucho más que un copiloto. Ha sido una de las personas que más han hecho por dar a conocer esta bonita profesión sobre todo en España con su forma de ser extrovertida y sus incursiones en el mundo de la televisión que han permitido dotar de gran popularidad a nuestro deporte.

Luis Rodríguez Moya comenzó su andadura deportiva en 1983 como copiloto de José Mariñas a bordo de un Renault 5 Copa. Tras una breve trayectoria por el Campeonato Regional Gallego y el Nacional Español le llegó la oportunidad mundialista.

En 1988 inició junto con Carlos Sainz una de las carreras deportivas más longevas y laureadas del automovilismo mundial, que finalizaría a finales de 2002 acumulando un total de 161 participaciones en pruebas mundialistas de las cuales 24 fueron victorias.

Su exitoso binomio a lo largo de tantos años junto con el mejor piloto español de rallyes y uno de los mejores a nivel mundial de todos los tiempos (Carlos Sainz) ha marcado una época y ha sido la inspiración y el motivo de que muchos de nosotros nos sintiésemos atraídos por el asiento de la derecha. El grado de popularidad de Luis ha superado muchas veces el terreno deportivo. Su sentido del humor nos ha permitido vivir escenas como ésta que mostramos a continuación.

Y ha llegado a inspirar bromas telefónicas cuya imitación nos saca más de una carcajada o sonrisa.

Dos veces Campeón del Mundo en 1990 y 1992, lo podría haber sido varias veces más si éste deporte no fuese tan imprevisible y las desgracias no estuvieran esperando detrás de cada curva recorrida. Desafortunadamente fue protagonista del final de campeonato del mundo más cruel que se ha vivido nunca en una competición automovilística. En 1998 se hicieron célebres las siguientes imágenes en las que con el campeonato en el bolsillo una impredecible y desgraciada avería les dejaba tirados a poco más de 500 metros de cruzar la meta del último tramo cronometrado.

Las imágenes recorrieron el mundo mostrando el lado más humano y más amargo de la competición.

No obstante, si bien para aquellos ajenos a nuestro deporte siempre serán recordados Carlos Sainz y Luis Moya por las situaciones de mala suerte vividas (bastante habituales por otra parte en este deporte y que tarde o temprano afectan casi por igual a todos los pilotos y copilotos), dejarán para el recuerdo una forma frenética de cantar las notas y unas expresiones que han trascendido del mundo del deporte.

Actuaciones como la de los vídeos que mostramos a continuación son de las de “quitarse el sombrero” y de las que hacen afición. Un fiel reflejo de que estamos ante una de las parejas más importantes a lo largo de la historia de los rallyes capaces de vencer en la que hasta entonces era la prueba prohibida para los “no escandinavo”; el Rally de Finlandia.

Y qué decir de la labor didáctica de sus reportajes. Nos acercaron al público en general el funcionamiento de ese deporte tan espectacular del que de vez en cuando emitían imágenes en televisión. Aprendimos qué eran eso de las notas y para qué servían y significaban esas expresiones tan extrañas que usaban.

Para finalizar os mostramos un reportaje grabado en una de sus últimas actuaciones juntos. En él nos explican la importancia de la labor del copiloto y el significado y la forma de tomar las notas. Al finalizar el tramo Luis comenta lo mucho que ha disfrutado corriéndolo diciendo aquello de “yo no sé tú, pero yo me lo he pasao muy bien, macho”.

Esperamos que os haya gustado tanto como a nosotros revivir la figura de Luis Moya a lo largo de su vida dentro del mundo de los rallyes.

¿Te gustaría ser COPILOTO DE RALLY? ¿Quieres que te AYUDEMOS?

Si eres nuevo en todo esto pero el mundo de los rallyes en general y el de los copilotos en particular te despierta cierto interés... indícanos tu email y tendrás noticias nuestras en las que te contaremos de primera mano todo lo que tienes que saber para ser un buen copiloto.

Gracias por suscribirse. En breve recibirá un email en la dirección que nos ha indicado para confirmar dicha suscripción (no olvide revisar por si acaso la carpeta de Correo no deseado o SPAM)

Algo salió mal. Vuelva a intentarlo por favor un poco más tarde.