TRAMO DE ENLACE

TRAMO DE ENLACE = itinerario comprendido entre dos controles horarios (o también llamado “sector de enlace”). Aparentemente es una parte del rally de menor importancia que el tramo cronometrado, pero en los tramos de enlace se han decidido muchos rallyes. Una parte sustancial de los abandonos se producen en dicho tramo de enlace fruto de averías o golpes que no se pueden arreglar derivados de situaciones ocurridas en los tramos cronometrados. No es nada extraño ver a equipos arreglando un pinchazo con el que han recorrido el último km de tramo, con averías que impiden continuar en carrera teniendo en cuenta la cantidad de km de enlace que hay hasta la asistencia, etc. La intensidad de trabajo para el copiloto se reduce un poco en esta fase del rally, pero no por esto puede relajarse un minuto.

En los tramos de enlace entre controles horarios hay que estar muy pendiente siempre tanto del tiempo como de la distancia que nos queda hasta el siguiente control horario. Debemos comunicar frecuentemente estos dos datos al piloto. No es un momento de tensión máxima como lo es el tramo cronometrado pero conviene estar alerta para seguir bien el libro de ruta y no perdernos saltándonos alguna indicación.

Primordial aprovechar este recorrido para calcular la hora a la que tenemos que pasar el siguiente control horario y anotarla en el carnet de control. Repasaremos la suma tantas veces como sea necesario para no equivocarnos en el cálculo del minuto en el que tenemos que hacer entrega del carnet. (Conviene recordar una vez más que el retraso o adelanto en la entrega del carnet con respecto a nuestro minuto asignado entraña penalización en forma de tiempo a sumar al de los tramos cronometrados).

Para calcular bien el tiempo que nos va a costar llegar al control habrá que conocer bien el terreno y tener en cuenta si tenemos que atravesar núcleos urbanos, zonas en las que se puedan formar atascos o retenciones, pasos a nivel sobre vías del tren y cualquier otro hecho que pueda retrasarnos en nuestro trayecto. Cualquier inesperado retraso puede provocar que lleguemos tarde al control con la consiguiente penalización. Deberemos estar muy pendientes de la hora que tenemos asignada de entrada en el control y del regresivo en km que nos ofrece el libro de ruta que nos da la distancia que nos queda por cubrir.

Si el enlace es previo a un tramo cronometrado, deberemos localizar un sitio unos pocos kilómetros antes del control para comprobar presiones de neumáticos, colocarnos tranquilamente el Hans, la balaclava (o sotocasco) el casco y los arneses, además de sacar el cuaderno de notas del tramo que vamos a disputar y guardar cada cosa en su sitio. Después del control horario tenemos un mínimo de 3 minutos para realizar todas estas operaciones, pero es preferible llegar con los deberes hechos y dedicar ese tiempo a concentrarse para dar el máximo en el tramo.

Si el enlace es una vez terminado el tramo, podemos dedicarlo a llamar a la asistencia para avisar de posibles averías, para calcular la diferencia de tiempos con el resto de rivales y anotarlos en una tabla de tiempos que nos permita estar al tanto de nuestra posición con respecto a nuestros rivales más directos (si es que disponemos de datos de los tiempos que han hecho los demás), para pasar a limpio alguna corrección en las notas que hayamos realizado en el tramo, beber un poco de agua dando así un respiro a la garganta, y si vamos camino de un nuevo tramo cronometrado deberemos realizar el mismo procedimiento que hemos descrito anteriormente (sin olvidar lógicamente indicar al piloto el recorrido a seguir para llegar al siguiente control).

En tramos de enlace, a priori parece innecesario pero se agradece mucho (sobre todo la garganta del copiloto) el uso de interfonos para comunicarse con el piloto. En estos trayectos no llevaremos puesto el casco y en muchos casos el ruido del motor dentro del habitáculo es ensordecedor y puede obligarnos a forzar mucho la garganta para dar las indicaciones. No hay cosa peor para un copiloto que quedarse afónico y no poder cantar las notas adecuadamente.

De este modo llegamos al siguiente control horario. Es buena costumbre que el copiloto se acerque a pie a la mesa de control para verificar la hora oficial y hacer una seña al piloto (que está esperando parado antes del cartel de preaviso del control) en el minuto en el que se debe acceder con el vehículo para proceder al control. No obstante, si el control es previo a la salida de un tramo cronometrado, la mayoría de los copilotos prefieren hacer este proceso de control sentados y con el arnés puesto (preparados para tomar la salida). En este caso facilitan el carnet de control al comisario a través de la ventanilla para que anote el minuto en que ha sido entregado y la hora teórica de salida al tramo. Esta forma de actuar de hacer el proceso del control horario fuera del coche suele darse más habitualmente en controles de entrada y salida de asistencia o reagrupamiento.

Cabe recordar que los tramos de enlace (una vez que se ha terminado el tramo cronometrado) se realizan con carretera abierta al tráfico, por lo cual hay que cumplir con las normas de circulación.

¿Te gustaría ser COPILOTO DE RALLY? ¿Quieres que te AYUDEMOS?

Si eres nuevo en todo esto pero el mundo de los rallyes en general y el de los copilotos en particular te despierta cierto interés... indícanos tu email y tendrás noticias nuestras en las que te contaremos de primera mano todo lo que tienes que saber para ser un buen copiloto.

Gracias por suscribirse. En breve recibirá un email en la dirección que nos ha indicado para confirmar dicha suscripción (no olvide revisar por si acaso la carpeta de Correo no deseado o SPAM)

Algo salió mal. Vuelva a intentarlo por favor un poco más tarde.